Detecta las necesidades y las potencialidades

Puntos a tener en cuenta

Identificar las necesidades de transporte: se puede realizar una encuesta entre las familias para conocer sus hábitos de desplazamiento, la ubicación de sus hogares y su posible interés en cambiar estos hábitos.

Analizar el impacto en la salud pública: considerar los momentos de entrada y salida al centro, así como el número de coches que aparcan en doble fila, ya que reducir la contaminación y el ruido tiene un gran impacto en la salud de los estudiantes.

Motivar al alumnado: un bicibús es una herramienta para adquirir autonomía, desarrollar hábitos saludables y sentirse parte de un grupo.

Integrarlo con actividades del centro: se puede incorporar la bicicleta en el área de Educación Física mediante unidades didácticas, o usar la bicicleta como medio de transporte para actividades fuera del centro, como visitas a museos y espacios naturales.

Participar en eventos y programas globales: el bicibús puede ser una forma de participar en eventos estatales o europeos relacionados con el medio ambiente y la movilidad, como la Semana de la Movilidad, el Día de la Bicicleta, la Revuelta Escolar o 30 días en bicicleta.